logo
img
img
CONTÁCTANOS

cómo hacer tu propio huerto frutal

Hoy en día muchas perdonas están empezando a cambiar sus hábitos alimenticios y han decidido darle una oportunidad al veganismo. Pero este nuevo estilo de alimentación representa algunos sacrificios y puede ser todo un esfuerzo el conseguir los alimentos o lugares dónde encontrar la comida. Para hacerlo más sencillo, puedes considerar tener tu propio huerto frutal. 

En Tréboles pensamos mucho en ello, y por eso contamos con un huerto frutal donde puedas obtener tu frutas y verduras para que prepares tu platillo favorito; aún así hoy te queremos ayudar y te compartimos una guía sencilla de lo que necesitas para poder hacer el tuyo. ¿Empezamos?

 

Poder contar con un huerto orgánico en casa no es tan complicado como pudiera parecer. Se pueden colocar en azoteas, balcones o algún espacio que se tenga adaptado. 

Materiales

 

 

 

Se puede aplicar el principio de reciclaje o reutilizar cosas que no nos sirvan, como plástico u otro tipo de materiales de segundo uso como huacales. 

 

Procedimiento

1- Preparación de la tierra

Para que la plantación sea un éxito, con anticipación (1 mes) haz un hoyo de al menos 1m de diámetro y 80cm de profundidad, para después volver a rellenar, aprovechando para enriquecer la tierra con un abono de fondo como humus de lombriz de tierra. Se les da de comer garbanzo de la zanahoria. 

 

2- Plantación de frutales

Se recomienda cultivar hortalizas de autoconsumo. Las más comunes son: jitomate, zanahoria, pimientos, lechuga y espinaca, además de frijoles. Solamente se pueden sembrar plantas con raíces poco profundas. También se pueden hacer crecer plantas de hoja como la acelga y el cilantro, incluso plantas medicinales como el romero, lavanda, tomillo o hierbabuena. 

 

3- Fertilización 

Los frutales son de los cultivos que más nutrientes consumen. Por lo tanto, además del abonado durante la primavera y época de formación del fruto con un abono específico para frutales, también se debe efectuar un abonado previo con abundante materia orgánica con estiércol, compost o humus de lombriz. 

 

4- Riego 

Hay que adaptar el riego a cada especie, sobre todo tener cuidado en la época de floración y última fase de maduración del fruto. 

 

5- Polinización

 La polinización es necesaria para la formación del fruto. Se pueden obtener mejores resultados cultivando varios ejemplares de distintas variedades del fruto para garantizar una polinización cruzada. 

 

Ahora ya lo sabes. Prepara el terreno para tu huerto o aprovecha el huerto frutal que Tréboles tiene para ti, y tener una mejor alimentación. Tréboles forma parte de la familia de casas de Tierra y Armonía, y si estás buscando opciones de casas en Zapopan Tréboles es una buena opción. Contáctanos para que le des a tu familia el patrimonio que se merecen para un futuro mejor y hacerte con la casa de tus sueños. **

 

Con apoyo de El Universal, Vivir Hogar & Planeta Huerto

Compartir en