chatea con nosotros
Cómo hacer tu propia calaverita de azúcar

Cómo hacer tu propia calaverita de azúcar

Las calaveritas de azúcar son un elemento infaltable en la celebración del Día de Muertos. Sus orígenes se remontan en la época prehispánica en el que realizaban un ritual al dios Huitzilopochtli, el cual era conocido como Tzompantli, que significa hilera de cráneos, en náhuatl.

Sin embargo, al igual que con otras costumbres de nuestros antepasados, los españoles la sustituyeron dando el origen al alfeñique, una mezcla de azúcar, clara de huevo, limón y un aglutinante de la planta del chaucle, de origen árabe y que trajeron durante la conquista para luego elaborar las calaveritas de azúcar.

Ahora que ya sabes un poco de la historia de las calaveritas de azúcar, en Tréboles Residencial, te enseñaremos a cómo hacer algunas de estas tradicionales golosinas mexicanas. También, te invitamos a que conozcas las extraordinarias amenidades donde pasarás los momentos ideales con tu familia. Da clic aquí y contáctanos.

Azúcar y agua

El azúcar y el agua son dos ingredientes para comenzar con la elaboración de las calaveritas. El azúcar tiene que ser refinada, es decir, blanca en su totalidad, ya que ese tiene que se el tono de nuestra calaverita.

Para comenzar, tienes que vaciar el azúcar en un cazo, y posteriormente agua para que se disuelva. Luego con una escobeta, debes bordear, pasando la escobeta por alrededor porque al hervir arroja pequeñas partículas de azúcar que se pueden quemar y echar a perder el color.

El limón

El limón es otro ingrediente en la elaboración de este dulce, y tiene el propósito de que con unas gotas aclaré más el azúcar y al vez le dé sostén para que se pueda moldear cuando se coloque en el molde de barro.

Punto de bola

El punto de bola es el momento en el que el azúcar está lista para pasar al molde. Solamente toma un poco y con mucho cuidado de no quemarte, notarás que el azúcar se ha cristalizado hasta tomar un aspecto redondo.

Pásalo al molde

Cuando el azúcar se haya enfriado debes de vaciar el contenido en el molde, a fin de que se adhiera en el barro. Cabe recordar que las calaveritas de azúcar están huecas, por lo que puede utilizar algunas porciones en otros moldes.

Cuando se haya endurecido el azúcar, podrás abrir el molde y ver que ha tomado una forma de cráneo totalmente blanco, por lo que el siguiente paso es la decoración.

Decoración

Para decorar tu calaverita, tienes que elaborar una pasta, que está hecha a base de clara de huevo, azúcar pulverizada o glas, y limón. Esta pasta sirve para colocar los adornos en la calavera, y puede ser al gusto que tú quieras.

Es importante que uses colorante comestible, para darle mucho colorido a la decoración de tu calaverita de azúcar. Puedes ponerle en los ojos, la nariz, la boca y las cejas, además puedes incluirle lágrimas, flores, el nombre de un pariente fallecido o cualquier otro adorno.

Así de fácil y sencillo es cómo en poco tiempo puedes tener tu propia calaverita de azúcar y celebrar el tradicional Día de Muertos. En Tréboles puedes encontrar todo lo que necesitas, solo da clic aquí y descúbrelo. 

compartir