chatea con nosotros
Cómo Mantener Fresca Mi Casa en Tiempo de Calor

Cómo Mantener Fresca Mi Casa en Tiempo de Calor

Mantener tu casa fresca en tiempo de calor puede parecer todo un reto pero no es así. Existen ciertos hábitos y acciones que nos pueden ayudar regular la temperatura de nuestro hogar en una época del año en la que el calor busca ser protagonista. 

Ante todo, mantener tu casa fresca te permite tener un ahorro en tu bolsillo, si logras no hacer uso del aire acondicionado, (o incluso de pensar en comprarlos e instalarlos), y al mismo tiempo éstas acciones son completamente ecológicas y te permiten ahorrar energía con el beneficio para el planeta. 

A continuación te compartimos tips sencillos pero efectivos que te permitirán mantener fresca tu casa en época de calor: 

Cómo mantener tu casa fresca en época de calor

 

1. Baja las Persianas 

La web didáctica Family Handyman destaca que hasta el 30% del calor indeseado entra por las ventanas. Por muy simple que parezca, usar persianas o estores puede reducir hasta un 7% la factura de la luz y bajar hasta 10 grados la temperatura del interior. Es una forma de evitar que la casa se convierta en un pequeño invernadero, especialmente aquellas habitaciones con ventanas orientadas al sur o al oeste.

 

2. Aprovecha bien las puertas

Cerrar las habitaciones durante las horas más calurosas del día evita que se extienda el calor por la casa. De forma contraria, conviene aprovechar las horas más frescas de la noche abriendo las puertas para que circule el aire por todas las habitaciones.

3. Adapta tus ventiladores para un toque fresco

Ni siquiera el aire acondicionado puede imitar la sensación de la brisa marina, pero con este ingenioso truco, se puede conseguir. Llena un recipiente con hielo (o cualquier cosa que esté helada) y colócalo en ángulo frente al ventilador de tal forma que el aire circule sobre el hielo. La corriente saldrá fresca y muchísimo más agradable. Ya lo verás: es mágico.

4. Programa los ventiladores de techo para que giren hacia la izquierda

Lo creas o no, hay que ajustar los ventiladores de techo según la estación del año. En verano, prográmalos para que giren en el sentido contrario a las agujas del reloj a una mayor velocidad. Se creará una corriente de aire que te hará “sentir” más frescor.

 

5. Céntrate en controlar la temperatura corporal, no la de la casa

Si tus antepasados lograron sobrevivir sin aire acondicionado, tú también puedes. Toma bebidas frías o ponte paños frescos en zonas como las muñecas o el cuello, donde se nota más el pulso, para bajar la temperatura corporal desde el interior. Otros consejos son elegir una ropa adecuada y decirle a tu pareja que nada de dormir abrazados hasta que las hojas de los árboles empiecen a cambiar de color.

 

 

 

Con apoyo de www.huffingtonpost.es

compartir